Agua potable

Plantas desalinizadoras de agua

Escrito por FYNDECOL

Las plantas desalinizadoras son aquellas instalaciones industriales, que se encargan de captar y potabilizar al agua de los mares, destinándola al consumo humano e industrial. Aunque poseen un costo alto debido al enorme consumo de energía eléctrica para su funcionamiento, son consideradas como una solución directa a la escasez de agua en el mundo.

plantas de tratamiento de aguas

Desde hace varios años, se ha venido planteando la posibilidad de extraer agua del mar para el consumo humano, y no ha resultado mala idea como medida para solucionar la crisis de abastecimiento del vital liquido en el mundo, pues diversos países han apostado a esta alternativa para el aprovechamiento de los recursos naturales, mediante la potabilización del agua salada, aún teniendo en consideración el alto costo y masivo consumo de grandes cantidades de energía eléctrica, que requiere la realización del proceso de desalinización, a través de las plantas desalinizadoras de agua.

Hasta el momento, existen 18.000 plantas desalinizadoras de agua a nivel mundial, según la Asociación Internacional de Desalinización, IDA por sus siglas en Ingles, tales plataformas tecnologías son las encargadas de producir unos 24 millones de metros cúbicos de agua desalinada a diario, suponiendo el abastecimiento del vital liquido para 100 millones de personas, el equivalente a la población de Venezuela, Colombia y Ecuador.

Estados Unidos, España y Emiratos Árabes se encuentran a la cabeza en desarrollo e innovación de este tipo de prácticas de la ingeniera hidrológica.

El planeta tierra posee enormes reservas acuíferas en su superficie, de las cuales 97.5% es agua salada y solo el 1.5% es apta para el consumo humano, por lo que resulta imperante la necesidad de desarrollar el mencionado proceso, beneficioso para la población, especialmente en aquellos lugares áridos y secos, donde son casi inexistentes espacios de reservas de agua dulce.

¿Cómo se definen las plantas desalinizadoras?

Las plantas desaladoras como también se les denomina, son aquellas instalaciones industriales, ubicadas en zonas costeras, destinadas a la captación de agua salada proveniente del mar o lagos, con la intención de ser tratada para el consumo humano, considerándose como una herramienta esencial para el procesamiento de agua potable.

¿Como funcionan?

La mayoría de las plantas desalinizadoras utilizan el método de Ósmosis Inversa para su funcionamiento, el cuál se define como una tecnología de purificación y obtención de agua dulce, cuyo funcionamiento se basa en la utilización de una membrana semipermeable para eliminar iones, moléculas y partículas mas grandes del liquido hídrico, en este caso, utilizando tal membrana para pasar el disolvente desde el lado donde esta la solución mas concentrada, la cuál es el agua de mar con sales disueltas, hacia el lado contrario, haciendo que no pasen tales sales, consiguiendo pasar el solvente de baja concentración hacia el lado de alta concentración.

La Ósmosis Inversa se considera como la técnica mas aplicada en todas las plantas desaladoras del mundo, pero también tales plataformas industriales requieren de 5 fases para completar el proceso de tratamiento de aguas saladas, siendo las siguientes:

1.- Recolección y Pre-tratamiento: Se extrae el agua salada y es transportada por un sistema de tuberías que se ubica en el fondo del mar, hasta zona de pre-tratamiento, donde son separados los sólidos de suspensión y se agrega de la sustancia de productos químicos como hipoclorito para la eliminación de bacterias y demás microorganismos contaminantes en el agua.

2.- Filtración: Se utilizan filtros de arena y coagulantes como cloruro férrico, los cuales tamizan las partículas de menor tamaño que permanecen disueltas en el agua.

3.- Micro filtración: Las partículas más pequeñas son más separadas aún debido a la utilización de filtros especiales de cartucho, que contienen carbón activado y otros productos, capaces de retener las microimpurezas sobrantes.

4.- Transporte del agua, a través de los batidores de ósmosis inversa: Considerada la fase más importante del proceso debido a que tales batidores se ubican en el corazón de las plantas desalinizadoras y son quienes, convierten el agua salada en agua dulce, mediante la técnica de ósmosis inversa, aplicando presión mecánica sobre el contenedor de la solución mas concentrada, moviendo el agua hacia la dirección contrario, logrando la separación de las sales durante el proceso. Asimismo, una bomba a presión hace pasar las sales a través de un tubo con siete membranas semipermeables internas, que solo permiten la salida de las moléculas de agua, reteniendo las salen un soporte poroso.

5.- Post-Tratamiento y depósito: El agua es remineralizada mediante el agregado de cal y dióxido de carbono, logrando de esta manera que sea apta para el consumo humano, siendo almacenada en tanques especiales para su distribución. Las sales sobrantes son de los tubos de los batidores y devuelva al mar.

Impacto ambiental

Aunque es considerada como una imperante solución a los problemas de escasez de agua en el mundo, sigue siendo muy cuestionada debido al alto consumo de energía que derivan tales plataformas industriales.

Se estima que para producir 1000 litros de agua, se consumen entre 3000KWS a 4000 KWS por hora para tal fin, resultando no solo extremadamente costoso sino perjudicial para el planeta.

Igualmente, en el proceso de extracción de la sal se producen residuos salinos y agentes contaminantes como consecuencia del vertido de químicos tóxicos, los cuales contribuyen a la destrucción de los ecosistemas animales y vegetales marinos, impactando negativamente en el desarrollo de actividades de subsistencia humana tales como la pesca y acuicultura.

En la actualidad, se esta trabajando para construir plantas desaladoras mas económicas y eficientes como también mas amigables con el medio ambiente, considerándose la utilización de energías limpias renovables tales como la solar.

Sobre el Autor

FYNDECOL

Somos una empresa que se dedica al diseño e implementación de plantas para el tratamiento de aguas a nivel nacional. Con nuestros 14 años de experiencia, podemos garantizar los más altos estándares de calidad y efectividad en los productos fabricados, y así, certificar el adecuado proceso de potabilización y manejo de aguas residuales para la preservación del medio ambiente.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Compartir Ahora

Comparte esta publicación con tus amigos!